Ya hemos comentado en artículos anteriores la importancia del benchmarking en el proceso de optimización de un site. Necesitamos poder medir cualquier cambio para saber si este funciona. Por otro lado, es igualmente importante consensuar y normalizar la fuente de datos e indicadores que vamos a analizar, ya que es fácil llegar a conclusiones erróneas si distintos miembros de un mismo equipo consultan diferentes fuentes de datos, o si al analizar los indicadores y métricas en Google Analytics comparamos, en realidad, naranjas con manzanas. Es también cierto que los informes que nos ofrece por defecto Google Analytics se quedan cortos si tratamos de profundizar en ellos.

Almacenado en: web, metodología